Noticias
“Siempre quería ayudar a la gente”. Entrevista con Melody Luna Torres, piloto del helicóptero militar MI-171Sh en Perú.
14.09.2015

La profesión de piloto tradicionalmente se considera asunto de hombres, sobre todo cuando se trata de helicópteros militares pesados. Pero cualquier regla tiene sus excepciones. En el destacamento del Ejército Terrestre del Perú labora en la Aviación una oficial femenina con el romántico nombre de Melody Luna Torres y con una radiante sonrrisa desarmante. Ella pilotea el helicóptero militar pesado MI-171Sh construido en la fábrica de Aviación de Ulán-Udé, parte del grupo industrial “Helicópteros de Rusia”. Hemos hablado con la única mujer piloto militar de helicópteros en Perú sobre la elección del camino en la vida, la dura y arriesgada profesión de piloto y las operaciones en las que ella participó piloteando el helicóptero ruso MI-171Sh.

Peru_pilot_4.jpg

- ¿Melody, qué influyó en su decisión de relacionar su vida y su destino con el servicio en el Ejército Terrestre de Perú y la Aviación?

- Desde muy pequeña admiraba las aeronaves al observarlas surcar los cielos y la misión que cumplen en nuestras vidas. Las utilizamos para transportar tanto a pasajeros y alimentos para los pueblos y bases militares también como carga, ayudando así al desarrollo de los pueblos fronterizos más alejados que no tienen acceso a carreteras. Yo siempre he querido llevar ayudar a las personas, y elegí una profesión que me diera la oportunidad de hacer algo útil para mi pueblo y mi país.

- ¿Qué helicópteros ha piloteado Ud. antes del MI-171Sh?

- El Enstrom F-28F y el Agusta Westland AW109.

Peru_pilot_5_1.JPG

- ¿Cómo es pilotar un MI-171Sh y qué lo diferencia de otras máquinas que ha pilotado Ud.?

- El MI-171Sh es seguro y cómodo de pilotar, tiene todos los equipos y los sistemas necesarios para realizar el vuelo. Goza de mucha potencia en sus motores VK-2500 que permiten realizar los vuelos a gran altitud de 6000 metros enfrentando diversos cambios atmosféricos. Admiro la capacidad de carga de este helicóptero, con una capacidad para 20 personas. Además una de las ventajas de este helicóptero es su multifuncionalidad. Puede ser empleado para diferentes objetivos, por ejemplo, realizar operaciones de rescate y salvamento con torno LPG 150 y grúa SLG 300, de ambulancia con 12 camillas, versión militar, operaciones de desembarco y descensos con cuerda y para el transporte de carga en la consola colgante exterior. Esas son las ventajas que lo diferencian de otros helicópteros.

- ¿Cuánto tiempo le ha llevado a Ud. el aprendizaje en la escuela de vuelos para empezar la carrera de piloto profesional?

- Durante el primer año estuve aprendiendo asignaturas teóricas de aviación como son la teoría de vuelo, manuales técnicos de la aeronave , aerodinámica del helicóptero y reglamentos del vuelo. El siguiente año empezó la etapa de vuelos de seis meses, en la que nos dedicamos a volar y a aprender todos los detalles de las maniobras en el aire. Luego me gradué  como piloto y ya pude iniciar los vuelos de instrucción en la base Aerea de Lima para el aprendizaje con el helicóptero MI-17. En mi caso fue el Mi-8, mi primer helicóptero en el que entonces realizaban los primeros vuelos de instrucción. Luego el Mi-17, porque no teníamos los Mi-171Sh. En el Mi-17 pasé 50 horas como alumna copiloto y luego obtuve la habilitación como segundo piloto o sustituto del comandante de la aeronave Mi-171Sh.

- ¿Y el Enstrom fue antes o después del Mi-8?

- En el Enstrom F-28 F volamos las primeras 120 horas de instrucción durante las cuales fui evaluada y calificada para graduarme como piloto de este helicóptero. Luego hice el programa de 50 horas para habilitarme de segundo piloto en los helicópteros MI-17 y MI-171Sh y después de acumular 800 horas de vuelo terminamos graduados como pilotos profesionales de MI-17 y MI-171Sh.

DSC02938.JPG

- ¿Había algunas particularidades o dificultades mientras tenía Ud. la capacitación para poder volar el Mi-17?

- Inicialmente sí. Los centros de gravedad del Enstrom, que es un helicóptero pequeño y del Mi-17, que es mucho más grande, son diferentes y el sentido de giro de las palas también es diferente. Entonces la primera dificultad con la que enfrentamos todos fue la de controlar la aeronave para realizar el hóver. Después tuvimos que aprender a realizar las maniobras básicas y adaptarnos al tamaño tan grande de este helicóptero para realizar el despegue y el aterrizaje. En cuanto empiezas a determinar el tamaño ya puedes seleccionar el punto de aterrizaje y hacer diferentes maniobras y virajes. El comportamiento de un helicóptero grande es diferente al del helicóptero pequeño. Las diferencias más importantes de un helicóptero grande son la estabilidad y el tamaño, el resto es fácil. El Mi-171Sh es un helicóptero bastante cómodo y estable.

- Cuéntenos por favor su experiencia de aprendizaje en la fábrica de aviación en Ulán-Udé.

- En Ulán-Udé recibimos instrucción de los pilotos rusos. El curso de aprendizaje abarca la instrucción básica, repetir después del instructor todas las maniobras, despegue y el aterrizaje en el aeropuerto. Realizábamos ascensos hasta una altura máxima de 6 mil metros, así como giros pronunciados de acuerdo con las horas de vuelo. En nuestro caso nos correspondían 30 grados de banqueo. Hacíamos aterrizajes en zonas especiales rodeadas de obstáculos, en lugares reducidos, aterrizajes corridos sobre la pista, aterrizajes verticales, el hóver fuera de efecto suelo, y el hóver con virajes de 90 grados, en total 360 grados tomando en cuenta el viento de frente, el viento de cola y los vientos laterales. En total cinco horas de vuelo en Rusia.

- ¿Y la preparación teórica?

- La preparación teórica duró aproximadamente 30 días, luego fueron 15 días de simulador realizando 13 horas de vuelos de emergencia simuladas y 15 días de vuelos para todo el grupo por turnos.

- ¿En qué operaciones ha participado Ud. como segundo piloto en Perú?

- He piloteado el helicóptero en todo tipo de misiones como, por ejemplo, de rescate y salvamento, misiones militares con las patrullas y de transporte de cargas. El Ejército Terrestre periódicamente instruye al personal de tropa en lo que es el descenso desde el borde del helicóptero y el ascenso en rápel. Y yo tuve precisamente la oportunidad de participar en ese entrenamiento. Esa experiencia me gustó mucho. En misiones así se requiere mucha habilidad y precisión de piloto para hacer el hóver. La instrucción se realizó en la base militar de Pichanaqui, recogimos al personal, subimos al aire, nos acercamos al punto elegido y pasamos al modo hóver a una altura de 40 metros para que el personal pueda descender por la soga.

DSC02983.JPG

- ¿Eran las maniobras de enseñanza?

- Para los soldados de patrulla era entrenamiento, pero la tripulación ya lo conocía todo. A mí me pareció bastante interesante realizar esa maniobra muy útil para el entrenamiento de las tropas.

- ¿En qué operaciones más ha participado Ud.?

- En el medio de la selva hay zonas que sirven de pistas clandestinas utilizadas para el narcotráfico. Allá aterrizan las avionetas que transportan drogas. Realizan sus operaciones en momentos precisos. Y si, por ejemplo, yo en ese momento estoy de comisión, estoy volando por esa zona, nos designan para llevar a los especialistas para la destrucción de pistas con bombas y armamento del personal especialista. Entonces dejamos a las patrullas en este lugar y ellos explotan toda esa zona, y luego nos avisan por la radio para regresar y recogerlos. También he tenido la oportunidad de transportar al personal de paracaidistas, en el desierto de la ciudad de Pisco. El helicóptero comienza su ascenso en espiral hasta unos 3000–3500 metros por encima del área indicada a una velocidad de 120, es la mínima velocidad posible. En el GPS ubicamos el punto y cuando nos encontramos en el punto indicado, los paracaidistas se van lanzando desde el borde del helicóptero. Asegurándonos de que caen en el lugar indicado retornamos al lugar inicial.Tambien he cruzado cordilleras de alta montaña que llegan a tener el máximo techo de servicio de la aeronave y a bajas temperaturas

- ¿Y los pasajeros no se ponen nerviosos sabiendo que está una mujer al mando?

- No, no tienen miedo al respecto. No se preocupan si el helicóptero está siendo pilotado por una mujer.

DSC03031.JPG

- ¿Cuál es la reacción de su familia respecto a su peligroso trabajo, con tanta responsabilidad?

- Están orgullosos de mí. La verdad a veces mantengo en reserva algunas vivencias, para que no se preocupen por mí.

- En Perú hay mujeres que manejan aviones. Ud. es la única mujer que pilotea un helicóptero. ¿Por qué ha elegido Ud. precisamente el helicóptero?

- Porque el helicóptero tiene la capacidad de realizar el vuelo y el aterrizaje en cualquier zona no adaptada y en pueblos de difícil acceso. Los helicópteros llevan salvamento a la gente, ayudan, traen alimentos a los que viven en pueblos lejanos, traen ayuda humanitaria a los necesitados. Los helicópteros se utilizan en zonas de catástrofes naturales y ayudan a salvar vidas. Si una persona, por ejemplo, está sufriendo una avería en el mar, es precisamente el helicóptero al que mandan para ayudar, ya que puede acudir al rescate mucho más rápido que las motos acuáticas. El helicóptero es muy útil, puede superar cualquier dificultad y acude para ayudar a cualquiera que esté en peligro o en una catástrofe. 

Revista del holding Helicópteros de Rusia
Issue #2 (31) 2017
2017 año