Publicaciones

El récord mundial de capacidad de carga del Mi-10 cumple 50 años

26.01.2015 / Rostec.ru
En enero de 2015, el holding Russian Helicopters de la Corporación Estatal Rostec celebra el 50o. aniversario desde que el Mil Mi-10 batió el récord de capacidad de elevación de carga. En 1965, el Mil Mi-10, bajo el mando del piloto de pruebas Rafael Kaprelián, levantó un peso de 15 toneladas a una altura de 2840 m y posteriormente, 5 toneladas de carga a 7151 m.

El helicóptero Mi-10 es conocido como la «grúa voladora» y está especialmente acondicionado para el transporte militar. El diseño de la aeronave se basó en su antecesor, el Mi-6 de transporte. El nuevo modelo conserva la mayoría de los componentes de la antigua versión los cuales serán unificados a los nuevos sistemas, según el comunicado de prensa de la compañía.

La máquina poseía un sistema de control y de transmisión, parecido al motor del  Mi-6, pero se distinguía por un fuselaje más estrecho y un tren de aterrizaje con cuatro soportes de gran tamaño que permitían al helicóptero situarse por encima del cargamento de gran peso y con alturas de hasta 3,5 m. Después, la plataforma de carga se sujetaba con unas pinzas hidráulicas en los soportes del tren de aterrizaje. El rotor principal del helicóptero Mi-10 tenía 5 palas, mientras que el rotor de cola poseía solo 4 palas.

El desarrollo de esta aeronave comenzó en 1958 en la fábrica de helicópteros de «Mil» en Moscú, la que actualmente forma parte del holding Russian Helicopters. En junio de 1960, el helicóptero grúa despegó por primera vez. Sus ensayos finalizaron en 1964, y enseguida los fabricantes de helicópteros de Rostov recibieron la orden de familiarizarse con la producción del Mi-10 además de lanzar el Mi-6. El primer helicóptero de la serie Mi-10 tuvo su despegue inaugural en septiembre de 1964.

De allí en más, Rosvertol realizó varias modificaciones de la aeronave: el Mi-10GR destinado al rastreo por radio; el Mi-10UPL acondicionado para transportar un completo laboratorio de campo en zonas extremas; el Mi-10P acondicionado para el combate aéreo y para causar interferencias a los radares terrestres de largo alcance y como baliza detectora de blancos enemigos para guiar a los aviones de ataque. Tanto el Mi-10GR como el Mi-10UPL, solo se fabricaron sus prototipos. Sin embargo, el Mi-10P fue el que tuvo más demanda. Estos helicópteros sirvieron en los regimientos mixtos de las Fuerzas Armadas de la antigua Unión Soviética. Además, se creó otra modificación del Mi-10, la de «patas cortas», que recibió la designación Mi-10K y gozó de mayor demanda por parte de los transportistas aéreos del país.

En la desaparecida URSS, las «grúas voladoras» se utilizaron como transporte en las instalaciones de plataformas de gas y de petróleo en Siberia Oriental y del Extremo Norte, durante las obras de construcción y reconstrucción de las empresas industriales. Estos aparatos permiten reducir considerablemente el tiempo y el coste de las obras.

Rosvertol fabricó un total de 24 helicópteros Mi-10 y 21 helicópteros Mi-10K, respectivamente.
Revista del holding Helicópteros de Rusia
Issue #1 (33)
2018 año